DMAG | Genderless beauty
3391
post-template-default,single,single-post,postid-3391,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.8.1, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive,"> <!-- Google Tag Manager (noscript) --><br style="display:none;

Genderless beauty

Texto: Nati Miguelezzi

Mientras la moda borra los límites entre géneros de la mano de prendas unisex, la cosmética adopta texturas e ingredientes activos que gustan tanto a hombres como a mujeres. ¿La máxima? Dejar de lado convencionalismos y olvidarse del packaging. Una auténtica revolución del consumo.

Según Maria José Pelli, médica dermatóloga, los productos más populares hoy en día son los sérums, los geles y las emulsiones: “Los buenos productos unisex priorizan su formulación antes que su aroma o envoltorio. El sérum es una textura ligera que tiene gran poder de penetración y deja una sensación de suavidad y brillo. El gel es una fórmula ideal para piel grasa y muy popular entre los hombres por su gran absorción y sensación de sequedad. La emulsión es perfecta para humectar pieles grasas, también en verano. El agua micelar con partículas en suspensión, permite hidratar y limpiar con mínima irritación”.

La cosmética mira al hombre como su nuevo nicho y el hombre mira su imagen como algo por mejorar. El concepto de masculinidad ya no excluye la belleza como forma de expresión. La piel es el núcleo de todo; sin falsa igualdad, la del hombre es distinta. Suele ser más grasa, más gruesa, tiene 30% más vello, mayor contenido de colágeno y produce 75% más sebo. Es decir, envejece mejor dependiendo del estilo de vida que cada uno lleve, su genética y sus cuidados. 

Entre los ítems clave al momento de cuidar la piel están el agua micelar para limpiar, el agua termal para calmar e hidratar, las lociones astringentes para pieles grasas y los sérums antiedad. Además, básicamente, las necesidades diarias son comunes para ambos sexos e inherentes a la cuestión de verse bien y estar bien. 

“Hoy en día se le da mucha importancia a la imagen como vía de comunicación, y a su relación con el medio laboral. Esta realidad no diferencia hombres de mujeres, sino que es totalmente inclusiva”, asegura Pelli.

Aunque la belleza genderless esté de moda, pronostica un cambio social definitivo. En un principio se pensó que ambos sexos deberían tener sus propias fragancias y texturas referenciales: frascos delicados, tonos dulces, aromas suaves o frutales para ellas; packaging rudo, minimalista, color negro y notas amaderadas o cítricas para ellos. Estos esquemas de asociaciones no van más. Hoy en día, lo que realmente importa es la efectividad del producto. Incluso hay lugar para loa labiales.

Al espectro de productos se suman los labiales. La marca de lujo Tom Ford, que llega al país en octubre, cuenta con su línea Lips & Boys: una invitación a que los varones se animen a divertirse y usar rouge. La dermatóloga Pelli concluye: “El género da igual”.

 

No Comments

Post a Comment