DMAG | Trabajo remoto: ¿plan b o modalidad principal?
7273
post-template-default,single,single-post,postid-7273,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.8.1, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive,"> <!-- Google Tag Manager (noscript) --><br style="display:none;

Trabajo remoto: ¿plan b o modalidad principal?

Por @belubaldelomar

El mundo cambió, pero la gran pregunta es ¿cuándo volveremos a la normalidad? ¿Y cómo será la nueva normalidad? ¿Podemos trabajar de manera remota? Y ¿cómo se están adaptando las empresas a esta nueva realidad? Hablamos con Silvina Moschini, una multipremiada emprendedora serial, conferencista internacional y experta en tecnologías disruptivas. Es presidente y fundadora de TransparentBusiness, una tecnología de trabajo remoto.

 

¿Crees que el modo de trabajar va a cambiar a partir de este momento?

El coronavirus llevó a que se redefiniera el trabajo remoto y sin dudas habrá un antes y un después para las empresas.  La expansión del coronavirus ocasionó que más de 3 900 millones de personas, la mitad de la población del planeta, tengan que permanecer en sus casas para evitar la propagación. Con ello, para miles de compañías trabajar de manera remota es la única opción para seguir operando.  Tal como mencionó Bloomberg, “el coronavirus se convirtió en el experimento de trabajo remoto más grande del mundo” y creemos que esta crisis permitirá la aceleración de esquemas de trabajo con equipos distribuidos.

Sin embargo, para la correcta implementación de esquemas de teletrabajo es necesario contar con tecnología para la transparencia y verificación del trabajo realizado por el equipo. Sin esto, es muy difícil que luego de esta crisis las compañías puedan confiar en la efectividad y los beneficios de esta modalidad.  TransparentBusiness ofrece tecnología para ayudar a que líderes y supervisores gestionen sus equipos con transparencia y tengan trazabilidad de las tareas realizadas por cada empleado sin importar en dónde estén físicamente.  Nuestra solución resuelve los tres desafíos del trabajo remoto: la confianza, la coordinación y la rendición de cuentas. La falta de confianza se logra con tecnología que permita la verificación del proceso de trabajo y el esfuerzo dedicado, reemplazando el proceso del monitoreo de la persona física en una oficina hacia el monitoreo del proceso de trabajo.

 

¿Cómo creés que se van a adaptar las empresas?

Esta pandemia marcará un antes y un después en las empresas. No será fácil “el día después” para la mayoría de las compañías, pero creemos que esta crisis sanitaria demostrará que el trabajo remoto, que fue por mucho tiempo el plan B de las compañías, finalmente podrá instaurarse como la modalidad de trabajo principal.
Nadie está preparado para una pandemia y una crisis en la continuidad de los negocios de esta magnitud. Las compañías hoy están tomando la decisión de enviar a sus empleados a la casa, articulando algunos procesos para la comunicación. Pero como ha sido probado en compañías que implementaron en el pasado programas de teletrabajo -como Hewlett Packard o Yahoo-, los terminaron cancelando porque si no hay un soporte tecnológico y procesos que permitan traer transparencia para la verificación de la gestión del trabajo distribuido y una estructura que permita organizar el trabajo remoto, es muy difícil que esto pueda funcionar en escala y tan abruptamente.
Esta crisis es un punto de partida para que las empresas rompan con los paradigmas actuales para que el trabajo sea sinónimo de algo que se hace y no de un lugar al que se va.

Para dar continuidad a las operaciones remotas, es necesario que inviertan en tecnologías que brinden transparencia y verificación del trabajo realizado. Sin eso, los líderes y gerentes de equipos nunca tendrán la tranquilidad de saber si del otro lado la gente está efectivamente trabajando o haciendo maratones de Netflix.
Sería importante el uso de tecnología como TransparentBusiness, que digitaliza el proceso de trabajo y aporta transparencia a la gestión.

 

¿Cuáles son las ventajas concretas del teletrabajo?

Puedo mencionar tres actores que se benefician con el trabajo remoto, el medio ambiente, con menos contaminación del aire al reducir significativamente las emisiones de dióxido de carbono por menos vehículos y menos atascamientos.

Las personas, que ahorran tiempo y dinero en traslados, ganan mayor flexibilidad al poder administrar sus tiempos y trabajar en momentos que se sienten más productivos.
El trabajo remoto genera inclusión laboral porque permite que aquellos grupos que no pueden o se les dificulta asistir a la oficina 8 horas, como las madres, personas con dificultades de movilidad y los mayores, se reinserten al mercado laboral y tengan su oportunidad de desarrollo.
Por su parte las compañías ahorran en recursos en electricidad y espacio, reducen costos en infraestructura.  Logran retención y mayor compromiso por parte de los empleados. Por ejemplo, los millennials que en 2025 serán el 75% de la fuerza laboral, buscan principalmente flexibilidad en sus puestos de trabajo
A la hora de contratar personal ya no será un requisito a tener en cuenta la ubicación geográfica donde estén las personas, dado que pueden encontrarse en cualquier parte del mundo, y esto permitirá que las compañías accedan a los perfiles mejores calificados para la tarea a desarrollar.

 

Acerca de Silvina Moschini

 

Silvina Moschini es una multipremiada emprendedora serial, conferencista internacional y experta en tecnologías disruptivas. Es autora de libros y artículos de opinión publicados en más de 140 medios alrededor del mundo. Además es LinkedIn influencer, junto a más de 500 líderes, pensadores e innovadores de todo el globo.

Es fundadora de un ecosistema de compañías que capitalizan en la nube para conectar negocios y talento con modelos bajo demanda, incluyendo TransparentBusiness, una plataforma para gestionar y monitorear fuerza de trabajo remota que está impulsando la transparencia en las contrataciones públicas y privadas para eliminar la corrupción y la pérdida del dinero por fraude y sobrefacturación y SheWorks!, una plataforma innovadora que utiliza tecnología para cerrar la brecha de género.

Silvina es emprendedora Endeavor.org y mentora de emprendedoras a través de Vital Voices, 500 startups, Google Launchpad y el Google AI Impact Challenge. Es parte del consejo de asesores de New World Symphony en Miami, Dalia Empower y Fundación Flor.

En 2019 recibió el premio Equals in Tech en la categoría de liderazgo. Equals es la iniciativa mundial de Naciones Unidas, ITU, & GSMA que reúne a las empresas líderes del mundo para reconocer los proyectos más innovadores a nivel global enfocados en acortar la brecha de género a través de la tecnología.

No Comments

Post a Comment