DMAG | NTFs: Bybit & Carnaval Art
10363
post-template-default,single,single-post,postid-10363,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.8.1, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive,"> <!-- Google Tag Manager (noscript) --><br style="display:none;

NTFs: Bybit & Carnaval Art

En 2021, el mercado de NFTs tuvo un crecimiento de un 21.000% mientras que en la primera mitad de 2022 las obras de arte basadas en NFTs ya se vendieron por 1.100 millones de dólares.

Bybit, el tercer exchange de criptomonedas más visitado del mundo, y Carnaval Art, el primer marketplace de NFTs dedicado a artistas iberoamericanos se unieron para que los 5.000 NFTs que integran la colección The Hat Guy Culture Club (THGCC) se vendan a 100 dólares en una preventa exclusiva a partir del  23 de septiembre en la plataforma de NFTs de Bybit, y desde el 30 de septiembre a 150 dólares en venta al público general en Carnaval.Art.

 

The Hat Guy Culture Club democratiza el acceso al arte, reúne a amantes y coleccionistas de arte con los curiosos que comienzan a descubrir este fascinante universo. Además de los derechos de propiedad intelectual sobre las obras adquiridas, quienes tengan un THGCC recibirán múltiples beneficios, como el acceso a eventos privados de THGCC y Carnaval Art, la preventa de colecciones especiales de arte, entradas a museos, merchandising y descuentos especiales con partners asociados.

 

The Hat Guy es un artista rebelde y anónimo que, mediante intervenciones disruptivas y performances urbanas insurgentes, propone democratizar el acceso al arte y visibilizar los mecanismos del status quo que pretenden construir una narrativa de exclusividad y élite entre quienes forman hoy parte de ese mundo. The Hat Guy opera en las sombras, dejando su huella e impronta inconfundibles detrás de sus acciones: el bombín que lo caracteriza.

Gonzalo Lema de ByBit, y Connie Ansaldi y Matias Albaca de Carnaval

“La tecnología blockchain permite que seamos realmente dueños de nuestros activos digitales sin que intervengan terceros. Esto cambia el modo en el que las personas nos vinculamos con los objetos, las finanzas y entre nosotros mismos” señaló Connie Ansaldi, fundadora y CEO de Carnaval Art. “Creamos la colección The Hat Guy Culture Club para los amantes del arte como nosotros, para los rebeldes de espíritu y para los libres de corazón. Para quienes buscan al igual que Carnaval Art, democratizar el acceso al arte y la cultura. La alianza con un exchange tan poderoso como Bybit, nos permite escalar más allá de nuestras fronteras. Creamos y creemos para un mundo mejor.”

Carnaval.Art es el primer marketplace curado de NFTs de arte, asegurado por la red Bitcoin. Uno de sus principales diferenciales es que potencia el rol del sponsor en todas las transacciones permitiendo a actores tradicionales del ecosistema del arte – como galerías o museos, o también empresas, ONGs, e influencers – sponsorear la venta de una obra o de una colección y recibir una comisión, tanto en la venta primaria como en las sucesivas ventas secundarias. De esta manera, nuevos artistas se ven beneficiados por la legitimación a través de un sponsor ya establecido en el mundo del arte y los jugadores tradicionales pueden acercarse a un nuevo mundo de arte y artistas digitales.

Carnaval.Art fomenta que cada NFT tenga unlockables (desbloqueables), siendo este un valor agregado que otorga el artista, más allá de la propia obra de arte digital. Los desbloqueables pueden ser una obra en formato físico, experiencias exclusivas o merchandising relacionado a la obra o al artista. No hay límites para la imaginación.

Desde su nacimiento el 4 de abril de 2022 Carnaval Art no paró de crecer. Comenzó con un grupo cerrado de 25 artistas y 210 obras minteadas por primera vez en la historia de los NFT sobre la red de Bitcoin. Varias de estas obras ya fueron vendidas a coleccionistas de distintas partes del mundo. Actualmente cuenta con más de 150 artistas, y está próxima a lanzar su plataforma en formato multichain habilitando otras redes – Ethereum y Polygon -para el minteo y comercialización de las obras.

Cabe destacar que, gracias a la tecnología blockchain el artista no sólo cobra en la primera venta, sino que además recibe un porcentaje de las sucesivas ventas que tenga la obra. Cuando el artista crece, su obra crece.

No Comments

Post a Comment