DMAG | Moda Clickbait
10297
post-template-default,single,single-post,postid-10297,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.8.1, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive,"> <!-- Google Tag Manager (noscript) --><br style="display:none;

Moda Clickbait

Por Maria Molina

¿Cuántas reproducciones tuvo el video del life hacker del momento? En la exploración no tan profunda de las redes hay de todo. Perros adiestrados como políglotas, desafíos a los que ni Darth Vader se animaría y hasta competencias para ver quién viraliza el último zapato hecho de lemon pie. Parece que para crear moda o marcar tendencia hay que hacer cosas raras o contrarias a la lógica.

 

4600 millones de personas se turnan en el scroll de baldosas amarillas del Mago de Oz para hacerse populares, muy populares. El camino parte del corazón de IG o TikTok y, con mucha suerte, algunos logran su entrevista en la Tierra Mágica de los grandes medios de comunicación.

 

 

La última en conseguir el visado al planeta Wintour es Jada Holmes. La cruzada de la diseñadora de 24 años es demostrar que cualquier cosa puede ser una cartera, vaya a usarse como tal o no.

Cuando dice “esto es un monedero-tanque de acuario», literalmente se refiere a una pecera llena de especies decorativas y otras piezas que vendrían en un kit de vida subacuática.  Este tipo de bolsos se convirtieron en su carta de presentación en TikTok, donde tiene casi 600.000 seguidores. Sus carteras ni siquiera necesitan ser portátiles o funcionales. Siempre que tengan asas, le sirven para el clickbait.

Desde la cuenta @afropuffjada presenta algunas de sus piezas más famosas, como su bolsa-tazón de cereales Lucky Charms modelada en 3D, en la que usó comida real y una cuchara para completar el desayuno.

 

 

Holmes oscila entre la delgada línea virtual que separa a la artista provocadora de la aspirante al Fashion Week. En respuesta a los populares nanobolsos, diseñó uno para llevar ¨sólo lo imprescindible¨, papas fritas en un packaging de Ruffles.

¨Estoy inspirada por Dapper Dan», cuenta. El sastre que plagiaba tan bien las firmas de lujo que terminó asociándose con Gucci y Gap. “Me encanta su trabajo, cómo toma los elementos y los reinventa”.  A medida que la moda camp de alto octanaje entra en las grandes ligas del ugly & beauty, resulta entretenido descubrir sus últimos modelos, como la máquina arcade del Packman con fichines incluidos o el bidón de gasolina.

Como toda influencer en su momento de gloria también está expuesta a que a su estilo lo llamen: “Exclusivo para un gueto”. Y justamente ella cree que ese es el punto de partida de la moda”. Mientras que el random de extravagancias tiene su casa matriz en el mundo virtual, Jada usa las bolsas para comunicar quién es ella.  Antes de volverse una superstar, confiesa que era muy tímida.  “Tenía miedo de expresarme”.  Con esta nueva confianza continúa encantando a su creciente audiencia y está dispuesta a superar el nivel de asombro. ¿De qué serías capaz por un like?

 

No Comments

Post a Comment