DMAG | La semana de la moda sustentable
9309
post-template-default,single,single-post,postid-9309,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.8.1, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive,"> <!-- Google Tag Manager (noscript) --><br style="display:none;

La semana de la moda sustentable

Copenhague Fashion Week se posiciona como la semana de la moda alternativa que promueve el cuidado del medio ambiente.

Por Florencia González

@gnz.florencia

 

La crisis climática actual es realmente alarmante y pone en riesgo a la humanidad. Hace unos días, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) publicó su informe sobre la problemática situación en la que se encuentra el medio ambiente. El estudio es alarmante: debido a la actividad humana, nuestro planeta corre riesgos que pueden ser irreparables. El calentamiento global está aumentando y para frenarlo es indispensable reducir los gases del efecto invernadero y el C02, ya que la Tierra ha alcanzado el +1,1o C de temperatura. Para esto, el IPCC llama a que se elaboren políticas públicas, en las que los Estados y la sociedad en general tomen conciencia y se trabaje en concientizar y realizar actividades que disminuyan los riesgos que sufre nuestra tierra.

La industria de la moda es una de las más contaminantes del planeta. El fast fashion, el consumo desmedido, la sobreproducción y los materiales utilizados para la fabricación de prendas hacen que la moda se una a esta cadena responsable de perjudicar el mundo que habitamos. La industria no puede no hacerse eco de su responsabilidad con el medio ambiente. Los consumidores, cada vez más, alientan a comprar en marcas que incluyan los valores de la sostenibilidad en sus procesos de producción.

Durante este mes, se llevó a cabo la Semana de la Moda de Copenhague, en la que se presentaron las colecciones primavera-verano 2022 de los diseñadores de la capital danesa. Se instauró, sin dudas, como una capital alternativa tomando relevancia en los últimos tres años. Separándose de los epicentros fashionistas como Nueva York, Londres, Milán y París, en Dinamarca apuestan por la moda sustentable y la responsabilidad de los consumidores y productores en el cuidado del medio ambiente.

 

Henrik Vibskov

Rodebjer

Baum und Pferdgarten

Stine Goya

Durante el evento, se presentaron 38 diseñadores, 25 vitrinas físicas y 13 estrenos digitales como así también eventos, charlas y entrevistas. Copenhague Fashion Week sostiene que a través del diseño sostenible, se logrará reducir el impacto ambiental, a lo largo de la cadena de valor, incluido el uso del producto.

Esta fashion week danesa está asociada con Norwegian Fashion Hub (que incluye a 60 empresas noruegas) y con Oslo Fushion Festival, una conferencia anual en la que confluyen la moda, el arte y la cultura. “Como evento de moda nacional, tenemos la obligación de contribuir y dar forma a nuevas mentalidades y prácticas para una cultura de la moda más inclusiva, igualitaria y sostenible. Trabajando con la sustentabilidad, tanto en los aspectos sociales como ambientales, el mayor impacto se logra a través de alianzas colaborativas”, sostuvo Elin Carlsen, directora ejecutiva del Oslo Fushion Festival.

Para esto, lanzaron en enero de 2020 los Requisitos de Sostenibilidad 2023, un plan de acción estratégico que sienta las bases del evento. El objetivo es reducir el impacto negativo del modelo de negocio para acelerar el cambio en la industria.

Los principios que plantean abarcan distintas áreas como la dirección estratégica, el diseño, la elección inteligente de materiales, las condiciones laborales, el compromiso de los consumidores y los shows que se llevan a cabo. Los requerimientos a los que se adhieren para lograr este verdadero cambio incluyen:

  1. Trabajar estratégicamente para incorporar la sostenibilidad y los estándares internacionales sobre los derechos humanos y el medio ambiente.
  2.  Aumentar la calidad y el valor de los productos de manera económica, informando a sus clientes al respecto.
  3.  Lograr que los materiales que se utilizan sean orgánicos, reciclados o generados bajo el sistema del upcycling,
  4.  Asegurar las condiciones laborales de las personas para que puedan realizar sus trabajos de forma segura y saludable.
  5. Y que la escenografía en los shows sea zero waste, eliminando la huella de carbono.

La Semana de la Moda de Copenhague asumió la responsabilidad de hacer un verdadero cambio en la industria y de esta manera impulsa a los demás espectáculos de moda y a las marcas a tomar cartas en el asunto. Más allá del increíble Street-style de las danesas, CPHFW trabaja de manera colectiva para implementar acciones que sean beneficiosas con el planeta en el que vivimos.

El cambio es urgente y necesario y la moda no puede quedar fuera. Las distintas modalidades de eventos, como así también los modelos de producción y materiales utilizados deben responder a la demanda de los consumidores. Que la industria de la moda se una y comprometa en la responsabilidad social de cuidar el lugar en el que vivimos es un paso más hacia un futuro mejor y sustentable.

No Comments

Post a Comment