DMAG | El trabajo post pandemia
9034
post-template-default,single,single-post,postid-9034,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.8.1, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive,"> <!-- Google Tag Manager (noscript) --><br style="display:none;

El trabajo post pandemia

¿Volver a la oficina, trabajar desde casa o las dos cosas? Con más de 1.300 millones de vacunas aplicadas en el mundo, hay ciudades como New York que ya se están preparando para reabrir por completo. Un estudio de Harvard de marzo de 2021 indica que el 80% de los profesionales no quiere volver a la oficina o quiere un esquema híbrido oficina/ casa. Algunas profesiones como vendedores de locales o fábricas tendrán que volver sí o sí. Pero otras  áreas como marketing, estrategia y diseño pueden seguir trabajando en sus computadoras desde casa.

 

Según una encuesta que hizo Santiago Bilinkis sobre 4.000 personas, antes de la pandemia sólo el 14% trabajaba de manera remota, hoy es el 94%, pero ¿en qué condiciones? 43% no tiene una habitación tranquila para aislarse, 40% no tiene un escritorio, 63% no tiene una buena silla, 20% no tiene computadora.  Pero a pesar de todo eso, el 70% de las personas cree que trabaja igual o mejor desde casa que antes de la pandemia.

 

Muchas empresas están deshaciéndose de los espacios de trabajo, y replicando el trabajo colaborativo para crear una cultura productiva sin tener que ir a una oficina. Es cierto, la virtualidad limita el contacto humano, pero éste se puede reemplazar por ejemplo pasando los primeros 10 minutos del zoom hablando de los hijos y de cómo están, aunque los momentos de interacción presencial van a seguir siendo vitales. 2 o 3 días en casa, y 2 o 3 días en la oficina parece ser la conclusión de muchxs.

 

Lo cierto es que el trabajo ya no es más el lugar adonde vas, sino que es eso que hacés, sin importar la cantidad de horas o dónde lo hacés. A partir de esta nueva modalidad, las empresas deben cambiar la manera de evaluar a los trabajadores por el tiempo que pasan en la silla versus los resultados que logran, sin importar la cantidad de horas. En éste sentido, Fast Company da 4 consejos para crear entornos flexibles y productivos.

  1. Establecer metas específicas, objetivos, deadlines, etc.
  2. Promover la comunicación empática y abierta, las personas primero son humanas y luego empleadxs, cuando los empleadxs se sienten escuchadxs, son más productivxs.
  3. Evitar los controles permanentes.
  4. Proveer y recibir feedback preciso, teniendo en cuenta de que el control no está en el proceso sino en el resultado, es importante poder tener reuniones uno a uno en las que se vayan seteando las expectativas.

 

Cuando la empresa se focaliza en los resultados, los empleados sienten esa flexibilidad y tienen más tiempo para tener un mejor balance vida personal/ laboral, lo que a la larga resulta en mejores resultados para el team y por ende para la compañía.

No Comments

Post a Comment