DMAG | el efecto mariposa
9132
post-template-default,single,single-post,postid-9132,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.8.1, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive,"> <!-- Google Tag Manager (noscript) --><br style="display:none;

el efecto mariposa

Por Belén Baldelomar

 

Mariah Moda Social es el único emprendimiento de moda en el mundo cuyo único fin es solidario: la marca dona el 100% del valor de la prenda a la ONG que elige el o la clienta. María Schutz, su fundadora, busca el efecto mariposa, en el que una simple acción (un aleteo) es capaz de cambiar el mundo. Hizo una línea de ropa para personas con discapacidades junto al nadador paraolímpico Lucas Poggi, tiene un perchero en el que se dona para el Hospital Garrahan y otro a “Mamis Solidarias”, y está llevando a cabo un plan en todo el país para llegar también al interior.

María es psiquiatra aunque hoy ya casi no ejerce, siempre amó la moda pero no encontraba talles, así que decidió hacer sus propios diseños para poder vestirse con ropa que la haga sentir bien. La solidaridad siempre formó parte de su vida. Hace un año en plena pandemia, a partir de un regalo que le hicieron, se preguntó ¿por qué no?, y arrancó a hacer túnicas, que siempre quedan bien no importa el cuerpo, vinchas y barbijos.

 

Las prendas se co-crean con el o la clienta, en géneros de seda italiana, la mayoría túnicas y caftanes, con detalles de bordados y aplicación de piedras como sellos distintivos. María mira a las mujeres desde otro lugar, cada persona tiene su talle y la ropa no tiene etiqueta, porque la etiqueta viene con el nombre de la persona y esa moldería queda para ella. Se trata de un trabajo 100% artesanal, a medida y a pedido, es como volver al trabajo antiguo de la modista. Además, las personas que llevan un Mariah sienten el orgullo de haber ayudado a alguien con su compra.

 

Mariah también tiene “percheros solidarios” con prendas ya fabricadas cuya venta se destinan al Garraham y a los sueldos de psicólogos y fonoaudiólogos de “Mamis Solidarias”, una Asociación Civil que trabaja por una infancia con más oportunidades en la zona sur del Gran Buenos Aires y en Misiones junto a comunidades guaraníes. También realizó una cápsula junto a Lucas Poggi, un nadador paraolímpico, en la que desarrollaron ocho ítems para personas con capacidades especiales. Las prendas tienen imanes y llevan bolsillos para cargar las sondas.

En cuanto a la revolución femenina, Maríah cree que hay un retroceso, ya que considera que ahora hay mucha más presión para ser bella, flaca, rubia, buena amante, buena madre y profesional. “Cada uno es bello, único e irrepetible”, sostiene. “Pero no creo en los parámetros sociales, ni de talles, ni de nada. Cada uno tiene un largo de pierna, un tiro, un talle de busto, un talle de cintura, etc”, agrega.

 

En éstos momentos María está en pleno proceso de “federalización”, fue a Mar del Plata, a San Antonio de Areco y tiene previstos varios viajes para movilizar a las provincias y ayudar a las fundaciones del interior.  Su sueño es hacer una red de solidaridad a la que se sumen cada vez más actores, con lo que sea, mucho o poco, todo ayuda, una especie de efecto mariposa en el que todos nos ayudemos unxs a otrxs, y logremos un cambio social.

No Comments

Post a Comment