DMAG | NYC Alternativa
5754
post-template-default,single,single-post,postid-5754,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.8.1, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive,"> <!-- Google Tag Manager (noscript) --><br style="display:none;

NYC Alternativa

Más allá del Empire State y el Central Park, hay una Nueva York insider para vivirla como un local.

 

Por Lucía Levy  (@misslulevy)

 

Como cualquier ciudad turística, Nueva York tiene dos caras. La más conocida es la de los viajeros capaces de esperar una hora para tocarle las bolas al toro de Wall Street y ver si el mito de la fortuna repentina se convierte en realidad; y hay otra NYC que vibra con la energía de los locales. Esta versión de la ciudad está escondida frente a las narices de aquel que quiera jugar a ser neoyorquino por unos días, caminando la ciudad con ojos atentos y dejando de lado la tiranía del reloj.

The Cage es, probablemente, uno de los mejores lugares para ver a los neoyorquinos en su hábitat natural. Su nombre proviene de la reja que cubre la cancha de básquet. Durante los fines de semana, distintos equipos se enfrentan en una cancha más pequeña que la oficial, pero el nivel deportivo es tan bueno que, si tenés suerte, podés encontrarte con algún jugador de la NBA. Una vez que el público entra en calor, comienzan los gritos de aguante y festejo. The Cage queda en la esquina de la Sixth Avenue con la West 4th, en Greenwich Village.

 

 

Nueva York es la capital sneakerhead por excelencia y una de las tiendas donde se encuentran los diseños de zapatillas más originales y top es en Kith, en el barrio más hip de Manhattan, justo en la esquina de Bleecker y Lafayette Street. El local tiene tres pisos, una barra de helados y café y una sección dedicada al arte. Los empleados más cancheros están acá y las colecciones urbanas más exclusivas, también.

 

 

Il Buco Vita es un restaurant en la zona de Noho, 47 Bond Street, que te transporta inmediatamente a una época en la que el tiempo corre lento. Si bien no es económico, cada segundo lo vale. Su carta combina platos de ascendencia italiana y española, por sus parlantes suena el bolero Quizás, quizás, quizás de Los Panchos y la ambientación crea una atmósfera íntima. El chef es el barcelonés Roger Martinez, especialista en arroces de todo el mundo. Al lado del restaurant se encuentra la tienda de decoración homónima que, como la mayoría de buenos lugares en NYC, no tiene cartel ni nada parecido.

Al lado de la esquina emblemática del punk neoyorquino, esa que recuerda a Joey Ramone, se encuentra el Bowery Electric: un bar con un subsuelo pequeño con buena acústica, donde se llevan a cabo recitales de artistas indies. Con una barra diminuta pero buenos tragos, el Bowery Electric es ideal para escuchar músicos que pueden llegar a ser la próxima sensación de los charts mundiales. Lo encontrás en 327 Bowery Street.

 

 

Hamlet’s Vintage es la tienda perfecta para encontrar prendas de colección en excelente estado. A diferencia de lo que sucede con el famoso Beacon’s Closet, la oferta que se encuentra en Hamlet’s Vintage no abruma los sentidos ya que está cuidadosamente seleccionada. Visitalo en 146 West 4th Street, muy cerca de Washington Square Park. Para quienes buscan chaquetas de cuero, remeras estilo biker y sombreros, en Williamsburg, Brooklyn, se encuentra la tienda Rugged Road Co. Queda adentro de una galería en 218 Bedford Avenue; el local es pequeño pero la curaduría es excelente.

 

 

La librería McNally Jackson Books tiene dos sucursales, una en Nolita y otra en Williamsburg, Brooklyn. Sin dudas es una parada obligada para quienes se quieran llevar buenas ediciones de novelas, libros de diseño y fotografía. Otra librería con buena oferta de libros es Power House Arena, en Dumbo, Brooklyn. Si tenés suerte, podés presenciar lecturas de libros de la boca de sus autores. Todo un lujo.

 

No Comments

Post a Comment