DMAG | New York en clave deco
5274
post-template-default,single,single-post,postid-5274,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.8.1, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive,"> <!-- Google Tag Manager (noscript) --><br style="display:none;

New York en clave deco

Por Philippe Deroy   @philderoy

 

La decoración de interiores en Manhattan celebra el maximalismo con espacios originales, grandiosos y espectaculares. Aunque sea para una sola habitación, el diseño responde a la esencia de la ciudad donde todo es posible, donde el arte se mezcla con la memorabilia y el mobiliario contemporáneo con las reliquias vintage.

Cada año una muestra de los talentos mas destacados del interiorismo tiene lugar en el Upper East Side. La exhibición Kips Bay Decorators Show House, siempre ocupa un típico townhouse de ladrillos colorados y desvela las creaciones y ambientaciones que marcan tendencia.

 

COLORES

Young-Huh-LLC  –  photo: Ngoc-Minh-Ngo

El rosa es el nuevo beige en deco, este color invade en todas sus tonalidades los ambientes, los muebles y los textiles. Conforma un binomio con el verde que también pasea por todos los matices vegetales y minerales de la carta de colores.

 

TEXTURAS

Eve Robinson Associates  –  photo: Marco Ricca

 

Richard Rabel Interiors + Art, LTD  –  photo: Nickolas Sargent

Paredes texturadas con efectos de pintura, como lacas mezcladas con gliter, dibujos geométricos que parecen cuadros abstractos y collages de chapas de madera, son las nuevas opciones para cubrir los muros. Los papeles de pared invitan a viajes exóticos con rafias y juncos trenzados, así como también los revestimientos calcáreos y arenosos que simulan fachadas marroquíes. Los muros también se convierten en jardines imaginarios con flores de loto pintadas con relieve y animales asiáticos estampados.

Las alfombras y carpetas se customizan para combinar con los colores de los ambientes, tal como las cortinas que mezclan diferente telas. No se coloca una alfombra para agregar color, se trata de incluir todas las tonalidades de la habitación en sus nudos, o bien componer a partir del piso el esquema cromático de la pieza. Lanas y sedas combinadas con hilos de lurex para las carpetas y fibras fluidas y traslucidas con efectos de cloqué y gofrados, así como también tejidos con diseños esfumados para las ventanas.

 

MUEBLES

Jeff Lincoln Interiors, Inc.  –  photo: Nickolas Sargent 

Con respecto al mobiliario, el Mid Century (años cincuenta) es el estilo que predomina con sus medidas y formas muy fáciles de ubicar en los espacios. Los sillones de formas curvas con amplias superficies tapizadas en géneros comfy, mullidos y suaves, o con pieles sintéticas para sentirse abrazado por un gigante oso de peluche, se ven en todos los espacios. También de esa época y de los setenta resurgen en los departamentos los muebles bar, instalados para crear un rincón en el ambiente. Esos muebles vintage se vuelven indispensables a la hora de entretener a nuestros invitados y la preparación de tragos y cocteles ingresa a la casa como una experiencia que se comparte entre amigos.

 

OBJETOS

Cullman-&-Kravis-Associates,-INC  –  photo: Nick-Sargent

 

J. Cohler Mason Design  – photo: Nickolas Sargent

Los metales son omnipresentes, herrajes dorados, pies de mesas y de sillas en bronce, apliques de luz y lámparas en latón, pinceladas de oro en los espejos, candelabros, cajas y floreros de cobre o vidrios soplados en gamas ámbar, jaspe y ágata.

La clave de un ambiente logrado es el arte que abunda en la gran manzana y sus habitantes aprecian tener obras en sus interiores. Los cuadros se encuentran siempre pero el arte llega a los objetos con muebles escultóricos, consolas, mesas bajas y lámparas creadas por artistas y artesanos son muy buscados porque son únicos y diferentes, y aportan el toque arty que define a los neoyorquinos.

 

 

No Comments

Post a Comment