DMAG | Netflix: las series de dibujos animados que valen la pena
1054
post-template-default,single,single-post,postid-1054,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.8.1, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive,"> <!-- Google Tag Manager (noscript) --><br style="display:none;

Netflix: las series de dibujos animados que valen la pena

Rick and Morty

Creada originalmente para la sección adulta de Cartoon Network, esta serie hecha por Justin Roiland y Dan Harmon es una de las joyitas de Netflix de la que todos hablan. Los protagonistas son Rick Sanchez (que nunca para de eructar) y Morty Smith – abuelo y nieto, respectivamente – y juntos emprenden aventuras lisérgicas a través de realidades paralelas y universos desconocidos. Si te gusta el humor ácido y los personajes raros, ésta serie es para vos.

 

Neo Yokio

La serie original de Netflix fue creada por el frontman de Vampire Weekend Ezra Koenig, una rara avis. Se trata de una producción japonesa-norteamericana y  cuenta con un elenco de superestrellas como Susan Sarandon, Jude Law y Jaden Smith. ¿Lo más atractivo de ésta comedia de animé? Se ríe de lo que significa “pertenecer” en la high society y se burla de solemnidad de la moda. Kaz Kaan es el protagonista, un joven ricachón que tiene el poder de exorcizar demonios vestido con el último traje Gucci. Los capítulos duran no más de 25 minutos y la primera temporada es corta: seis capítulos. La banda de sonido es excelente, así como las referencias al mundo de la moda actual con un toque de humor.

Bojack Horseman

Mitad humano, mitad caballo, el protagonista fue una estrella de TV en los ’90 y decide que es hora de volver con la cabeza en alto para recuperar su status. Pero la vida en Hollywood no es lo que era y le cuesta acostumbrarse. Drogas, sexo y mucho alcohol acompañan a Bojack a pasar el mal trago.

 

Big Mouth

La pubertad es una etapa dificilísima, lo sabemos. El que también lo sabe es Andrew, el protagonista de Big Mouth. La serie no escatima en referencias explícitas a todos los fluidos que abundan en la pubertad. Las masturbaciones son moneda corriente y las eyaculaciones son protagonistas. Los episodios son básicamente tontos y asquerosos, ideales para liberar la mente después de un día de m*erda en el laburo.

 

No Comments

Post a Comment

Comunidad DMAG

Formá parte y recibirás muchos beneficios: entradas para shows, sorteos y regalos. Escribí a subscribe@dmagazine.com.ar y dejanos tu mail. Are you DMAG enough?